miércoles, 30 de septiembre de 2015

Quiero que vayas a tomarte una cerveza con tus amigos, para que al día siguiente tengas resaca y me pidas que vaya a verte porque te apetece tenerme entre tus brazos y que nos acurruquemos. Quiero que hablemos en la cama por la mañana de todo tipo de cosas, pero algunas veces por la tarde; quiero que cada uno haga lo que quiera durante el día.

Quiero que me hables sobre las noches que sales con tus amigos. Que me digas que había una chica en el bar que te ponía ojitos. Quiero que me mandes mensajes cuando estés borracho con tus amigos para que me digas chorradas, sólo para que puedas estar seguro de que yo también estoy pensando en ti.

Quiero que nos riamos mientras hacemos el amor. Que empecemos a reírnos porque estamos probando cosas nuevas y no tienen sentido. Quiero que estemos con nuestros amigos, para que me cojas de la mano y me lleves a otra habitación porque ya no puedes aguantarte más y tienes ganas de hacerme el amor ahí mismo. Quiero intentar permanecer en silencio porque hay gente y nos pueden oír.

Quiero comer contigo, que me hagas hablar sobre mí misma y que tú hables sobre ti. Quiero que discutamos sobre cuál es mejor, la costa norte o la costa sur, el barrio occidental o el oriental. Quiero imaginar el apartamento de nuestros sueños, aun sabiendo que probablemente nunca vivamos juntos. Quiero que me cuentes tus planes, esos que no tienen ni pies ni cabeza. Quiero sorprenderme diciendo: "Coge tu pasaporte, que nos vamos".

Quiero tener miedo contigo. Hacer cosas que no haría con nadie más, porque contigo me siento segura. Volver a casa muy borracha después de una buena noche con amigos. Para que me cojas la cara, me beses, me uses como tu cojín y me abraces muy fuerte por la noche.

Quiero que tengas tu vida, para que decidas irte de viaje unas semanas por puro capricho. Para que me dejes aquí, sola y aburrida, deseando que salte tu carita en Facebook diciéndome "hola".

No quiero que siempre me invites a tus juergas, y no quiero invitarte siempre a las mías. Así, al día siguiente puedo contarte cómo fue la noche y tú puedes contarme la tuya.

Quiero algo que sea simple y, a la vez, complicado. Algo que haga que, a menudo, me haga preguntas a mí misma, pero que, en el momento que esté contigo en la misma habitación, desaparezcan todas las dudas. Quiero que pienses que soy guapa, que estés orgulloso de decir que estamos juntos.

Quiero que me digas te quiero y, sobre todo, poder decírtelo yo a ti. Quiero que me dejes andar por delante de ti para que puedas ver cómo se mueve mi culo de lado a lado. Para que me dejes arañar las ventanas de mi coche en invierno porque mi culo se contonea y eso te hace sonreír.

Quiero hacer planes sin saber si al final los realizaremos. Estar en una relación clara. Quiero ser esa amiga con la que adoras quedar. Quiero que sigas teniendo el deseo de tontear con otras chicas pero que me busques a mí para terminar la noche juntos. Porque quiero ir contigo a casa.

Quiero ser esa a la que le haces el amor y después te quedas dormido. La que te deja en paz cuando estás trabajando y a la que le encanta cuando te pierdes en tu mundo de música. Quiero tener vida de soltera contigo. Porque nuestra vida de pareja sería igual que nuestras vidas de solteros de ahora, pero juntos.

Un día, te encontraré.

martes, 29 de septiembre de 2015

"Y debo decir que confío plenamente en la casualidad de haberte conocido. Que nunca intentaré olvidarte, y que si lo hiciera, no lo conseguiría. Que me encanta mirarte y que te hago mío con solo verte de lejos. Que adoro tus lunares y tu pecho me parece el paraíso. Que no fuiste el amor de mi vida, ni de mis días, ni de mi momento. Pero que te quise, y que te quiero, aunque estemos destinados a no ser."

Rayuela, Julio Cortázar

viernes, 6 de junio de 2014

Me gusta. Es como un vicio, un adictivo. Me gusta porque va en pequeñas dosis, intensas, pero pequeñas. Me gusta porque acelera el pulso, sube la adrenalina. Porque es algo muy flexible pero fácil de romperse. Me gusta porque no tiene sentido ni hace falta buscarle explicación. Porque te provoca fanatismo, te hace sentir libre pero nunca te libera. Porque la palabra clave es: improvisación. Y sabe ponerte a prueba. Porque es irremediable e incurable. Produce locura, y eso, me gusta.

viernes, 4 de octubre de 2013

TOC

"Me dijo que nunca debió dejar que me encariñara tanto de ella; que todo esto fue un error. Pero… ¡¿Cómo puede ser un error si no tengo que lavarme las manos después de tocarla?! El amor no es un error, y me está matando que ella pueda alejarse de mi lado y yo simplemente no puedo. No puedo salir y encontrar a alguien más porque siempre pienso en ella. A veces, cuando pienso demasiado las cosas, veo gérmenes metiéndose en mi piel, me veo a mí mismo en innumerables accidentes de coches y ella es el primer hermoso pensamiento en el que me he quedado anclado. Quiero despertar todas las mañanas pensando en cómo agarra el volante, en cómo cierra la llave del agua como si fuera una caja de seguridad, en cómo apaga las velas... Ahora sólo pienso en quién más la estará besando. No puedo respirar porque él sólo la besará una vez y no le importará si es perfecto. La quiero  de vuelta tanto que... dejo la puerta sin cerrar... quedo las luces encendidas."




lunes, 9 de septiembre de 2013

Brindo por todas aquellas personas a las que la pasión, 
las enamora y el amor, las apasiona.

sábado, 7 de septiembre de 2013

I see you're on the writer's diet

-          - Just take what you wrote and make it sexy.
-          - I’m trying to, but I can only remember the real thing. That’s the image that’s stuck in my head.

-          - So let it go. Close your eyes. Or don’t… Think back to what it was like before he kissed you, or the first time he touched you. Before you knew anything about him, you had memorized his smile, the color of his eyes, how he always smelled of chlorine and sunscreen of summer… and when he finally looked at you. You could live off that smile for a week. But nothing could compare to the first time he touched you. It was like you were the only two people on earth and you couldn’t stand the thought of ever being away from him again.

viernes, 7 de junio de 2013

Ho voglia di te

"Ninguno hace caso del agua que va después de la lluvia, cuando vuelve el sol. Poco importa, si sobre ese agua hay lágrimas después de haber llorado por amor, por dolor. El agua se evapora, vuelve al aire, a nuestros pulmones, respirando el viento que sentimos en la cara. Y las lágrimas vuelven a entrar en nosotros, como las cosas que hemos perdido. Pero nada se pierde en realidad. Cada segundo que pasa, cada luna que surge, no hacen más que decirnos: ¡Vive! Vive y ama con lo que tu eres, como tu seas, por lo que seas. Mira en lo alto hacia el cielo, cierra los ojos y no te canses nunca de soñar. La vida es muy corta para no ser felices JUNTOS".

Un guiño a la vida, de vez en cuando, no está nada mal. Verla desde otro punto de vista, de otra forma, y así poder disfrutarla algo más.


Saber qué quieres, que puedes conseguirlo si lo intentas de verdad. Saber que hay mucho mundo por recorrer, mucha gente que conocer. Muchos sueños aún por cumplir, muchas mentiras que esconder y muchas verdades que decir. Sentimientos, quizás, por descubrir. Pero, sobre todo, mucha vida que vivir.

NADA

Ya me he cansado de ser yo la que siempre pierde, la que siempre cede, la que no para de seguirte allá donde vayas. Sabes que esto va a cambiar, voy a ser feliz.
Disfrutar de todo, de esa hoja que cae al suelo, de esa gota de agua que llega lentamente a la sonrisa de esa niña desde su frente, de esos chillidos de la gente eufórica, pero al fin y al cabo, alegre por una victoria de alguien.
De mis amigas... voy a ser feliz junto a ellas sin pensar NADA, repito NADA en ti; sólo en disfrutar de ellas, reírnos de cualquier cosa, hablar hasta las tantas de cualquier tema sin sentido...
Escuchar esa canción, entenderla y sentirla, amarla, vivirla...

Ser feliz, sin más. No puede haber nada en la vida mejor. Disfrútala, vívela, porque es la única vida que tenemos para hacer todo esto.
Porque si cierras lo ojos, podrás ver la vida desde otro punto de vista. Sólo tienes que mirar un poco más atrás, más cerca, con más fuerza, más lentamente, pero sin bajar la intensidad. Quizás así lo veas. ¿Lo ves ahora? Sí, justo en el suelo. Sí, eso; esa hoja que se ha caído del árbol. ¿La ves? Parece un corazón...

Sonríe

Es muy fácil. Si lo quieres, sale.
Nada, nada es algo que tan solo se siente cuando estás mal, cuando todo te parece absurdo y ya nada te vale. Y, cuando lo sabes, es entonces cuando vuelves a sonreír, a ser alguien al que nada le para y, siempre, va hacia delante. Es cuando más sola te sientes, sola en un mundo en el cual piensas que nada te espera. Y cuando te sientes así necesitas escapar, evadirte de la realidad. Necesitas gritar, saltar, bailar, escribir... para poder sentir que el "nada" no existe, que sólo sea parte de nuestra imaginación. 
Siempre está ese algo que nos hará sentir que el "nada" no existe. 




...

Tal vez aprenderemos a asumir los miedos cuando nos riamos de ellos, cuando ya no te importe nada de lo que pueda ocurrir, cuando los olvidemos o cuando haya pasado un largo tiempo desde que empezamos a tenerlos. Puede que cueste superarlos y que tardemos años en hacerlo, pero es mejor superarlos ahora que vivir con ellos toda la vida.
Sin título.
Sin título porque no es necesario ponerle uno a todo lo que hagamos o escribamos en esta vida.


¿Cuál es la mayor mentira que jamás te has contado? Ésa que te costó mucho contarte porque sabías que te costaría muy poco creerte. No vale cuando dijiste que era la primera vez que te pasaba, porque ahí creíste estar engañada. Tampoco cuando dijiste te echo tanto de menos, porque ahí engañaste a domicilio. Me refiero a la mentira íntima más gorda, fea y cochina que jamás te haya colado tu propia ilusión en su acepción más ilusa. 

Estoy hablando de esa mentira con la que cada vez es más divertido convivir. Estoy hablando de la gran mentira íntima al alcance de todos los bolsillos. Estoy hablando de eso a lo que llamamos SEGURIDAD.

No hay nada más mentira que estar seguro de algo. Ni nada más peligroso que estar en posesión de la verdad. En su versión cotidiana, nada peor... que tener razón. La gente que tiene respuestas para todo llegan a Presidente de los Estados Unidos, así que ándate con cuidado. Y la gente que tiene preguntas para todo son las que inventaron las vacunas conocidas, así que toma nota. Asegurarse, un verbo detrás del cual se nos ve la pluma de la ignorancia, el plumón de la idiotez y el plumero del miedo. 

Lo peor es que no hay industria más rentable que la del miedo. El miedo es impersonal, transferible y terriblemente contagioso, se propaga sin costes de transporte y encima, con cada contagio, va mutando el virus, con lo que se hace cada vez más imposible su erradicación definitiva.

Al fin y al cabo, qué hay de malo en arriesgarse. O mejor, qué hay de bueno en no arriesgarse. Sufrir de lo mismo que sufrimos ya, pero más tarde. Seguir como estábamos, pero con menos tiempo para estar como estábamos. En definitiva, estar peor que estábamos, pero encima creyéndonos que estamos igual. 

Arriesgarse es enfrentarse a decibelios de envidia. Sufrir de sordera ante el qué dirán. Pero es que es comprensible que genere envidias alguien que decide atenerse a las consecuencias de vivir la vida de uno, y no la de los demás.

A cada instante, una gran parte del mundo está a punto de casi todo. Él a punto de llamarla, ella a punto de cogerlo, el otro pensando si debería, aquella decidiendo si lo hace o no. Malos a punto de ser buenos, buenos a punto de hacerlo peor. Oportunidades a punto de desperdiciarse, trabajos a punto de paro, relaciones a punto de caramelo, infidelidades a punto de perder su fe. Todos paralizados por no plantearse qué es lo peor que les puede pasar, qué es lo mejor que les puede dejar de pasar.

Hoy rompo todas mis lanzas por aquellos que se arriesgan.
Y caen. Aunque sea en la cuenta. 

"Equivocarse no es ser imbécil. Es más bien empezar a serlo un poco menos"
"Como ya apuntó el maestro, hoy día, cuando dices algo, molestas a alguien. O dicho de otro modo, si cuando hablas nadie se molesta, eso es que no has dicho absolutamente nada" 
"La estupidez es como la halitosis, o como una falta de ortografía. La sufre todo el mundo, menos quien la comete"
"Estamos tan mentidos que incluso la verdad nos parece mentira"
"Los niños buenos hace rato que fueron sustituidos por perritos falderos, que cagan menos y acompañan más"
"Tener sexo con ella es como saber si un día por la mañana hace sol. Lo acabarás consiguiendo si eres capaz de no mirarlo fijamente"
"No hay ataúdes de 2 plazas. Hazte a la idea. Morirse es como tirarse un pedo, un proceso individual e irreversible de consecuencias tan desagradables e incómodas como predecibles".

jueves, 16 de mayo de 2013

Ven, acércate

Ella sonrió de forma vacilante, mientras el viento jugaba con unos finos mechones de su pelo.
Él le devolvió la sonrisa, sacó la mano lentamente del bolsillo y le apartó el cabello de su cara con delicadeza. Le sonrió más abiertamente, y el rubor le tiñó las mejillas.
- ¿Quién puede explicar algo así? -murmuró él-. Hay personas a las que conocemos de toda la vida y a las que, sin embargo, no creemos conocer del todo. Y hay otras personas... -Incapaz de resistir la tentación, le acarició suavemente la curva de la mejilla con uno de los nudillos. El fondo cristalino de los ojos de ella le miraron con ansias de respuesta-. Personas a las que conocemos un día y que al instante nos hacen sentir como si las conociéramos de toda la vida.

La estrechó con cuidado entre sus brazos, temblando ante aquel momento mágico, y sintió cómo el cuerpo grácil de ella se derretía contra el suyo.