domingo, 27 de febrero de 2011

All you gotta do, is smile :)

¿Cómo se puede echar de menos algo, que todavía ni siquiera ha ocurrido?
Porque los sueños, son peor que los recuerdos; porque éstos al menos los has vivido, pero los sueños no y quieres que ocurran con todas tus fuerzas, aunque a veces no está en tus manos. A veces lo que hace que no ocurra es el tiempo, la distancia, incluso el adiós, el olvido...

Tienes que dejar de soñar tanto, para así, hacerte menos daño.
Y si quieres ser feliz de verdad, sin que cada día se te venga a la cabeza algún sueño, algún bonito recuerdo... Lo único que tienes que hacer es... SONREIR :)

Para todos aquellos que dicen no puedo

Cuando alguien evoluciona, también evoluciona todo a su alrededor.
Cuando tratamos de ser mejores de lo que somos, todo nuestro alrededor también se vuelve mejor.
Eres libre para elegir, para tomar decisiones, aunque solo tu las entiendas.
Toma tus decisiones con coraje, desprendimiento y, a veces, con una cierta dosis de locura.
Solo entenderemos la vida y el Universo cuando no busquemos explicaciones.
Entonces todo queda claro.
Aprender algo significa entrar en contacto con un mundo desconocido, en donde las cosas más simples, son las más extraordinarias.
Atrévete a cambiar.
Desafíate.
No temas a los retos.
Insiste una, y otra, y otra vez.
Recuerda que sin fe, se puede perder una batalla que ya parecía ganada.
No te des por vencido.
Acuérdate de saber siempre lo que quieres y empieza de nuevo.
El secreto está en no tener miedo a equivocarnos.
Y de saber que hay que ser humilde para aprender.
Ten paciencia para encontrar el momento exacto y congratúlate de tus logros.
Y si esto no fuera suficiente, analiza las causas e inténtalo lo con más fuerza.
El mundo está en manos de aquellos que tienen el coraje de soñar y de correr el riesgo de vivir sus sueños.

Deseándote.


Una tarde como otra cualquiera, bajaba esa cuesta que bajo cada día, pero había algo que no era igual a los demás días, había un pequeño detalle distinto. Era feliz, simplemente yo, sin necesitar nada, nadie, solo dejé de pensar por un momento en el pasado y en el futuro y fui feliz, me puse los cascos al máximo y empecé a escuchar canción tras canción, todas forman parte de nuestra vida, pero siempre hay alguna que se queda para siempre, y que, cada vez que la escuchas te hace sacar una sonrisa, ese recuerdo vuelve a ti inconscientemente y en ese momento, en esos 6 minutos y 51 segundos, quieres vivir toda la vida con esta sensación de felicidad, parece que no se va a acabar jamás, que siempre le vas a tener ahí. Pero llega el último segundo, y su recuerdo se empieza a ir como los últimos acordes de esa canción, ya has bajado la cuesta y casi llegas a tu casa, esa sonrisa que antes tenías se ha convertido en melancolía, en necesidad de tenerle y has dejado de pensar en el presente, has vuelto al pasado, a esos momentos en los que estabais juntos, en los que escuchabais esa canción que parecía hablar de vosotros. El único inconveniente, es que ya no estas aquí; y que quiero un presente junto a ti, Nuestro Presente... pero para eso, tienes que estar a mi lado.

Sacar de todo lo malo, algo positivo.

Aprendí que los amores eternos pueden terminar en una noche. Que grandes amigos pueden volverse grandes desconocidos. Que escuchar a la gente, es el mejor remedio y el peor veneno. Que el amor no tiene la fuerza que imaginé. Que nunca conocemos a una persona de verdad. Que gastamos una vida entera en conocernos a nosotros mismos. Que los pocos amigos que te apoyan en la caída son mucho más fuertes que los que te empujan. Que todavía no inventaron nada mejor que el abrazo de mamá. Que el "nunca más" nunca se cumple, y... Que el "para siempre", siempre termina. Que mi familia, con sus diferencias, está aquí, conmigo. Que he escuchado de muchas personas, cosas que no quería oír, y hice cosas que no debería de haber hecho. Pero esta soy yo, aquella que falló y perdió en muchas ocasiones. Aquella que sabe defenderse y que espera de todo lo malo, algo positivo, porque intento ser feliz día a día.

jueves, 24 de febrero de 2011

Quiéreme si te atreves...

¿Un juego de idiotas? Tal vez, pero era nuestro juego...
-Hay dos o tres cosas que nunca me has pedido, y lo lamento. Habría sido capaz.
-¿Qué cosas...?
-Comer hormigas, insultar a los parados que salen del INEM y amarte como loco...

Felicidad ilícita.

Te ilusionas. Otra vez más. Una sonrisa más en balde, una sonrisa que no quiere decir nada, otro te quiero que no sientes, ¿Pero para qué lo dices entonces? ¿Para hacer que me duela aún más?
Como siempre, no lo aclaras, sigues haciendo lo mismo, hasta que un día... haces que me de con la realidad en toda la cara! Un día deja de hablarte, de enviarte mensajes, deja de darte un mísero toque. Pero... ¿sabes qué? No pienso caerme ni una sola vez más, no me voy a dar con la realidad en la cara...
No vais a volver a jugar conmigo. JAMÁS.

NADA

Ya me he cansado de ser yo la que siempre pierde, la que siempre cede... la que no para de seguirte allá donde vayas, sabes que esto va a cambiar, voy a ser feliz, disfrutar de la vida sin ti!
Disfrutar de todo, de esa hoja que cae al suelo, de esa gota de agua que llega lentamente a la sonrisa de esa niña desde su frente, de esos chillidos de la gente eufórica, pero al fin y al cabo alegre por una victoria de alguien.
De mis amigas... voy a ser feliz junto a ellas sin pensar NADA, repito NADA en ti; solo en disfrutar de ellas, reírnos de cualquier cosa, hablar hasta las tantas de cualquier tema sin sentido... :)
Escuchar esa canción, entenderla y sentirla, amarla, vivirla...
Ser feliz, sin más. No puede haber nada en la vida mejor. Disfrútala, vívela, porque es la única vida que tenemos para hacer todo esto.
Simplemente plántale cara a los problemas, sonríe en cuanto te despiertes, aunque te falte algo; porque no merece la pena estar mal, no vas a cambiar nada...
Persigue tu sueño, lucha por lo que quieres como si supieras que lo vas a conseguir, porque solo así lo llegarás a obtener algún día.

 Yo también quiero esa persona por la que levantarme cada mañana, esa persona que consiga sacarme fuerzas de donde, de vez en cuando, no hay. Él, persona por la que sentir eso, las típicas mariposas en el estómago, por el que llorar si es necesario, al que apoyar en cada mal rato, y el que me haga pasar muchos de los mejores ratos de mi vida. Esa persona que te quiere tanto como tú a él. Eso es lo que quiero, sería la persona más feliz del mundo...

Lo lograré algún día, volveré a sentir esas mariposillas; volveré a sonreír cada instante.
Lucharé por ello, y algún día, al fin y al cabo, gracias a esa lucha el esfuerzo habrá valido la pena. 

Un guiño a la vida de vez en cuando no está nada mal, verla desde otro punto de vista, de otra forma, y así poder disfrutarla algo más.

Saber qué quieres, que puedes conseguirlo si lo intentas de verdad. Saber que hay mucho mundo por recorrer, mucha gente que conocer. Muchos sueños aún por cumplir, muchas mentiras que esconder y muchas verdades que decir. Sentimientos, quizás, por descubrir. Pero sobre todo, mucha vida que vivir.

miércoles, 23 de febrero de 2011

Distinciones

Mirarte, y recordar cómo empezó todo; como siendo esto tan grande, pudo empezar de aquella manera, dos años atrás, esa clase, esa persona que nos presentó...

Eras tú con quien quería hablar hasta las tantas, la persona por la que no me separaba ni un segundo del ordenador, me hacías sonreír, incluso a distancia. Miles de momentos que recordar. Ese primer beso, robado a la luz de esa oscuridad, en ese lugar que tantas veces nos ha visto juntos. Esa noche que me hiciste sentir tan mal, esas caricias en ese tejado... Días que no íbamos a estar juntos, pero aún así, algo hacía que te encontrara, justo en el momento en el cual, no te quería ver... Pero bueno, ahora me alegro de todo esto, de cada segundo a tu lado, de cada abrazo, de cada sonrisa... de cada beso.

Porque a tu lado, las cosas son un poco distintas.

Mai dire mai.

Tengo ganas de ti.

Basta. Estoy fuera. De los recuerdos. Del pasado. Pero también estoy perdida, antes o después las cosas que has dejado atrás te alcanzan. Y las cosas mas estúpidas, cuando estas enamorada, las recuerdas como las más bonitas. Porque su simplicidad no tiene comparación. Y te dan ganas de gritar. En ese silencio que hace daño. Basta. Déjame. Ponlo todo de nuevo en su sitio. Así. Cierra a doble vuelta de llave. En el fondo del corazón, allí, en aquella esquina. En aquel jardín. Debajo de algunas flores, un poco de sombra y después dolor. Ponlos allí, bien escondidos, te lo ruego, donde no duelan, donde nadie pueda verlos. Donde tú no los puedas ver. Eso. Otra vez enterrados. Ahora está mejor...

lunes, 21 de febrero de 2011

Zpu

Pues sólo si alguien piensa en uno, uno existe.

Dos

Desear abrazarte, darte la mano, besarte, pasar contigo miles de minutos, mirarte y que me sonrías... sonreírte. Simplemente poder quererte como muchas veces había soñado, porque al fin puedo y no sabes lo feliz que me hace, ahora solo necesitamos tiempo para poder vivir momentos juntos, momentos inolvidables, que, por ahora, espero que no acaben jamás.

domingo, 20 de febrero de 2011

Lo siento.

Me se esta historia como la palma de mi mano, siempre pasa lo mismo. Y yo como una tonta, no intento pararlo. Me haces sonreir unas pocas veces y vuelvo a caer como la inutil que soy; después me comeré el suelo, la realidad; pero.. ¿sabes una cosa? Pienso disfrutar al máximo hasta ese momento. Me volverás a hacer daño, pero ahora ya lo se. Os prometo que estaré más atenta, pero lo que no os puedo prometer es que no pienso hacerle caso, lo siento, pero eso no.
Deseos de libertad, de poder hacer lo que me de la gana, de ser feliz sin más; de no dar explicaciones, de no tener un lugar fijo donde dormir, de soñar, soñar y soñar.. De reir hasta las tantas, de sufrir cuando sea necesario.
Ganas de comerte el mundo, de viajar al lugar menos pensado, con lo puesto, un bocadillo y 20 euros; solo quiero salir de aquí de esta monotonía... Del mismo lugar. Quiero conocer mundo, conocer gente nueva, nuevas experiencias, nuevas sensaciones...
Vivir la vida, sin más.

Pasado, presente, futuro.

Me gustaría poder tener la capacidad de poder olvidar algunos momentos vividos, porque recordarlos duele y es algo difícil no pensar en ellos.
Te gustan, pero tras un tiempo se convierten en una pesadilla, jode recordarlos. Demasiado perfectos para que tu puedas esperar el tiempo necesario para que se lleguen a cumplir.
Tantos sueños junto a esa persona, y al final resulta ser él el que hace que todo caiga, la persona que tira todo al a basura.

No se trata de eso.

No se trata de ir por la vida con una sonrisa de oreja a oreja para demostrar que eres feliz, se trata de reír sin darte cuenta, de soñar despierta y no acordarte después, de jugar con fuego, quemarte, y aun así reír, porque es lo único que puedes hacer, esa sonrisa que se convierte en carcajada en menos de un segundo, y que más tarde, llegará a formar parte de esos momentos irrepetibles que componen tu felicidad.

Eso no puede romperse.

Y estaban allí, tumbados en la arena con la banda sonora del mar susurrándole en los oídos. No se miraban, pero podían verse: en sus mentes. Cerraban los ojos para que el sueño que estaban viviendo perdurara siempre pero ellos dos sabían que eso no podía pasar, que algún día tenían que abrirlos y volver a la realidad. Se cogían de la mano como si ese fuera el último día que pudieran tocarse. Sus dedos se confundían en la arena. Estaban tan juntos y abrazados pero para ellos no era suficiente, querían estar más unidos. Nunca se vio nada parecido a lo que ellos tenían, era mágico y tan simple como respirar. Nunca había problemas, algún que otro defecto pero no era motivo para que discutiesen. En aquella playa juraron que nada ni nadie rompería lo que tenían, porque lo que tienen dos personas atado tan fuerte dentro de ambos, ¿eso?... Eso no puede romperse.
Necesito que algo te quede muy claro. Cuando me dices que no me importas y que a todo el mundo le veo las virtudes y a ti sólo te veo los defectos te diré que la clave son los detalles.
Porque durante todo este tiempo he guardado para ti la mejor de las sonrisas, sí esa que te regalo junto al saludo de "buenos días", también las miradas mas dulces son para ti. Esas que te dedico en los momentos en los que me dices que estás triste porque parece que todo te sale mal. ¿Y cómo no? Reservo sólo para ti los mejores abrazos y caricias. ¿Crees ahora que eres un privilegiado? Porque en mi opinión, la privilegiada soy yo.
Por conocerte como te conozco, por poder prever lo que vas a decir, por haber aprendido a leer tus miradas.

martes, 15 de febrero de 2011

Tú.

++

¿Nunca habéis llorado al escuchar una canción? Yo sí, millones de veces... A veces porque la letra decía nada más que verdades, otras porque me recordaba a alguien especial, otras porque me identificaba con la letra, y otras porque al escuchar en una canción lo que te está ocurriendo, no lo puedes evitar...

lunes, 14 de febrero de 2011

¿San Valentín ?

Otro 14 de febrero para recordarnos que estamos solos, que nadie nos esperará en casa al llegar con un ramo de rosas rojas y que hoy nadie nos susurrará un te quiero. De hecho, lo mas interesante que hare esta tarde será ver la tele.

Me da igual, quiero estar a tu lado.

A ver chispitas... que se que piensas que soy un imbécil, y bueno, la verdad es que ahora mismo me siento bastante idiota y... vale que nos hemos dicho cosas chungas, que somos diferentes y nos peleamos... y a veces no nos aguantamos, pero en el fondo, ¿Sabes lo que pasa? Que me cuesta mucho decirte que conocerte, encontrarme contigo, me cambió la vida y ¿Sabes lo que me cuesta aún más decirte? Que me la cambió para mejor, vaya. Yo siempre había estado solo, nunca había tenido a nadie y pensaba que me iba a quedar así para siempre. Pero ahora no. ¿Sabes que me cuesta aún más decirte? Que esa cosa que te pasa, lo de los calambres ya sabes, ¡qué me da igual! ¡qué me da igual! que quiero estar a tu lado. Aunque no pueda tocarte en la vida, yo quiero seguir ahí a tu lado, de riña, no sabiendo decirte las cosas, sacándote de quicio... Toda una vida. Sólo si tú quieres.

miércoles, 2 de febrero de 2011

Habrá poesía.

Mientras las ondas de la luz al beso
palpiten encendidas;
mientras el sol las desgarradas nubes
de fuego y oro vista;
mientras el aire en su regazo lleve
perfumes y armonías,
mientras haya en el mundo primavera,
habrá poesía.
Mientras la ciencia a descubrir no alcance
las fuentes de la vida,
y en el mar o en el cielo haya un abismo
que al cálculo resista;
mientras la humanidad siempre avanzando
no sepa a dónde camina;
nmentras haya un misterio para el hombre,
habrá poesía.
Mientras sintamos que se alegra el alma
in que los labios rían;
mientras se llora sin que el llanto acuda
a nublar la pupila.
Mientras el corazón y la cabeza
batallando prosigan;
mientras haya esperanzas y recuerdos,
habrá poesía.
Mientras haya unos ojos que reflejen
los ojos que los miran;
mientras responda el labio suspirando
al labio que suspira;
mientras sentirse puedan en un beso
dos almas confundidas;
mientras exista una mujer hermosa,
habrá poesía.
Podrá nublarse el sol eternamente; 
podrá secarse en un instante el mar; 
podrá romperse el eje de la tierra 
como un débil cristal. 
Podrá la muerte 
cubrirme con su fúnebre crespón; 
pero jamás en mí podrá apagarse 
La llama de tu amor.