domingo, 26 de junio de 2011

tu mirada me hace grande

Y ahí te das cuenta como esa persona llega a ser lo más preciado de tu vida. Que sólo esa persona, es quien guía tu vida, y quien la hace que sea mejor, aunque cueste mucho trabajo. Y eso es lo que la hace ser la mejor persona de todas las personas del mundo.

sábado, 25 de junio de 2011

Mi rincón es junto a ti

+¿Tu lugar favorito en el mundo?
-¿A qué viene eso ahora?
+Tú contesta y ya está.
-Pues ahora mismo no se me ocurre nada, es que tía, ¡vaya preguntitas!
+Venga va, mójate, que pensar un poco de vez en cuando no viene mal.
-No, dimelo tú primero y así sé por dónde vas.
+Pues.. Otoño,en París, andando por un calle repleta de gente que no sabe ni siquiera que existo, tapada hasta los ojos, con un frío de ese que te hiela los huesos y viendo como caen las hojas amarillas de los árboles ¡ah! y sintiendo entre mis manos un chocolate muy caliente, ¿Contento? Venga va, te toca y ya no tienes escusa.
-Pues...
+Venga, ¡tío! ¿Un partido de futbol en directo? ¿El concierto ése que quieres ver desde que tienes uso de razón? ¿Un viaje con todos tus amigos al paraíso de la cerveza? No sé di algo, ¡lo que se te ocurra!
-Pues no, lo que has dicho es digno de ser mi lugar favorito del mundo, pero no, es algo más especial.
+¿Anda sí? Bueno, si aún me sorprenderás y todo.
-Mi lugar favorito del mundo es aquí, contigo, rodeado de toda esta panda de gilipollas que no se pueden ni imaginar lo mucho que te quiero.


jueves, 23 de junio de 2011

il regalo mio più grande

Vorrei donare il tuo sorriso alla luna perché di notte chi la guarda possa pensare a te, per ricordarti che il mio amore è importante, che non importa ciò che dice la gente perché, tu mi ha protetto con la tua gelosia che anche che molto stanco il tuo sorriso non andava via, devo partire però se ho nel cuore la tua presenza è sempre arrivo e mai partenza.

lunes, 20 de junio de 2011

cosas que suenan a...

Nunca llegue en el momento equivocado, porque siempre caí abriendo círculos cerrados. Verás, a mi lo que me va es colgarme en tu vuelo para pedirte desde ahí que sigas siendo lo que quiero.

¡Tonta, tonta, tonta!

- Fui tonta, idiota...
+ No digas eso, ¿por qué?
- Creí en todas sus palabras, en todos sus te quiero, en los: "no te voy a dejar nunca"...
+ Toda la gente se equivoca... ¿Y por qué fuiste tú la tonta?
- Porque yo sabia de sobra que era mentira, que todo eso se iba a romper, pero era la venda taaaaaaan grande que tenia en los ojos que, aun así le creí.

Mi barrera

Aprender de los errores es un gran paso; y aunque no te das cuenta, el dolor del pasado te hace más fuerte, acabas formando una barrera anti sufrimiento, y llegas a un punto en el que las lágrimas solo salen cuando te ríes.

en el aire permanece... tu voz y tu recuerdo

jueves, 16 de junio de 2011

¡buenos días princesa!

Esos días en los que quieres esconderte de todo, esos días que quieres escuchar al despertar: ¡buenos días princesa!, que quieres esconderte del mundo, que te gustaría gritar a todo el mundo lo que sientes, pero que si lo hicieras, te tomarían por loca, o bipolar tal vez, pero es que aveces estamos tan preocupados por lo que nos falta, que no nos damos cuenta de lo que tenemos .

martes, 14 de junio de 2011

SIEMPRE

Sí, puede que no sea la persona más fuerte, ni la más valiente o la más decidida.
Puede que me equivoque muchas veces, demasiadas quizás...
Puede que me dé cuenta de lo que quiero cuando ya no lo tengo, que mi lista
de caprichos sea larguísima, que mis paranoias aumenten día sí y día
también; que los malos momentos sean muchos, aunque los buenos los superen.
Puede que complique lo fácil, que facilite lo difícil, y también puede que
tropiece cien mi veces con la misma piedra, pero ten por seguro que siempre
me voy a levantar. Siempre.

Me duele.

Me duele cada vez que te conectas y no saludas. Me duele que cuando yo te salude, no hables. Me duele que si hablas es solo para decir cosas malas. Me duele que te vea por la calle y tenga que girar la cabeza, por temor a que me veas roja. Me duele oir decir a mis amigas que no eres bueno. Me duele cuando me dicen que te olvide. Me duele cuando sé que no me dirijes la palabra porque estás hablando con otra. Me duele que hayas probado tantos labios y sin embargo no sepas que significa el amor. Me duele que simplemente, no tengas corazón. Me duele que me engañes con tus palabras vacías. Me duele estar enamorada, de ti. Me duele todo esto, y mucho más.
Me duele quererte.

jueves, 9 de junio de 2011

Mi ilusión se creaba por momentos.

Hoy, mañana, pasado... Mi vida va a cambiar, será...diferente, genial. Ya no tendré que preocuparme por cosas inútiles o por infantiladas, que a muchos les da. Mi vida será emocionante, alucinante. Es increible como puedes pegarte una semana en tu nube, sin importarte el mundo. Como puedes estar a 10 metros sobre el cielo, y te de igual lo que ocurra bajo tus pies. Lo único en que te centras, es él. En él piensas, por el actúas. Le quieres, y es increíble como te puedes ilusionar en cuestión de días. Y comienzas a darte cuenta, que en el momento exacto es la persona perfecta y con la que pasar el resto de tus días... ¿Y el mundo? Que le jodan al mundo y a todo lo relacionado con él.
Este es mi presente, y como tal lo disfrutaré como es debido. Por el mañana no me volveré a preocupar. Le quiero, y hoy... él es mi presente.

miércoles, 8 de junio de 2011

dame esperanza, dame presente...

No me dejes sin razón de vivir.

- Hola, pajarito... Hoy te voy a contar todas mis penas. Te voy a contar cómo le quiero, de manera infinita, cómo el corazón se me acelera cuando veo esos vaqueros que tan vistos tengo yo aparecer por el pasillo, cómo su sonrisa hace que me olvide de todo lo demás. Él es mi razón de vivir... ¿Por qué te vas de mi mano? ¿Te doy miedo? Pero si sólo soy una tonta enamorada... Ah, entiendo. Crees que estoy loca por hablarle a un animal... sí, te entiendo, cualquiera que me oyera pensaría lo mismo. Pero no estoy loca, ¿entiendes? No lo estoy...- Repetía una y otra vez observando fijamente a la nada.
-¿Vuelve a pensar que está en su balcón hablando con un pájaro?- Preguntó un hombre de aspecto cansado que la observaba desde una esquina de la habitación.
-Sí. Y repite la misma frase una y otra vez: Él es mi razón de vivir...- Respondió la enfermera.
-Y sigue repitiendo una y otra vez que no está loca.-
-Lo sé. Pobrecilla... Me da pena tenerla atada en una habitación más blanca que su propia cara, que ya de por sí es muy blanca...-
-Pero ya tenía ese color en la cara al llegar al manicomio, ¿no?- Preguntó esta vez con cara de la más profunda preocupación el hombre.
-Sí.- Lo consoló ella.
-Yo no estoy loca, pajarito, yo estoy enamorada... de su pelo, de sus ojos, de su sonrisa, de él... Vuelve, pajarito... no me hagas como él, no me enamores y luego te marches dejándome aquí...- Prosiguió la joven de tez casi tan blanca como la misma habitación. Estaba atada a ella por cadenas de sentimientos y emociones, sin dejarle expresarlos en paz. Pero los médicos no entendían... que ella no estaba loca, simplemente... lo echaba de menos.
-No te vayas, pajarito... no hagas como él... no me dejes sin razón de vivir.-

He tocado fondo, pero estoy cómoda en él

Me caigo, me levanto. Siempre igual, siempre la misma piedra. Soy de apariencia fuerte y carácter débil. Sonrío aun sin sentirlo, y aunque no lo creas, me duele escuchar tus problemas, me duele cómo me dices que tienes problemas con los demás, me duele que me digas que tienes un asco de vida, cuando no sabes cómo me siento yo. No sabéis lo que es escuchar a la gente hablar de que les gustan las cosas a la cara y que a mí me critiquen por ello, por ser sincera. Nadie sabe lo que duele levantar a alguien, y que al levantarlo te agarre del brazo y te tire a ti. Nadie sabe lo que sufren mis oídos, poniendo Hardcore a toda ostia, para no escuchar a mi cabeza diciéndome lo estúpida que soy por darle una oportunidad a él. Nadie sabe que yo también tengo sentimientos, que si me enamoras y luego te vas con otra me duele joder, me duele.

Está, pero no para tí.

-Conectate, conectate, conectate...
Él se ha conectado. Abres su ventana de conversación, sonríes al ver su foto de perfil en pequeñito al lado de la barra de tareas. La abres, y la minimizas. No la quitas del todo, la dejas ahí, a la espera de ver ese circulo verde con un 1 en medio, señal de que esa persona te ha hablado. Esperas. Cambias tu estado, tu tablón lo actualizas cada 2 minutos, te etiquetas en 5 fotos, te unes a 10 páginas y empiezas a ponerle comentarios a todos sin razón, simplemente para que, cuando él le de a actualizar, te vea, vea que estás conectada. Tus visitas suben como la espuma, está claro que estás la primera. Continúas con estos cambios, abandonando a los demás que sí que tienen tiempo para hablarte. Cierras su ventana, indignada. Pero bajas la lista del chat hasta su nombre, observando si sigue ahí. Hasta que no puedes más y la vuelves a abrir, a la espera de si eso consigue algo. Nada. Los demás siguen hablando, impacientes. No respondes, no tienes ganas. Sólo lo esperas a él.
Son la 1 de la mañana, estás cansada, mañana madrugas, pero no te vas, porque él sigue conectado, y aún tienes la triste esperanza de que te hable. Entonces se te ocurre la estúpida idea de que quizás se lo ha dejado encendido y en realidad no está. Esa idea te acompaña el cuarto de hora siguiente, con 4 estados, 15 tablones, 30 páginas y 25 comentarios nuevos. Esa idea es lo único que te mantiene despierta.
Le das a actualizar la página, él aparece el primero. Ha cambiado el estado. Le ha comentado una zorra. Él ha respondido. Está. Está, hablando con otra. Está, pero no para ti. Entonces cambias radicalmente de pensamiento.
-Desconectate, desconectate, desconectate... si no vas a hablar conmigo, tampoco con ella.
Y deseas con todas tus fuerzas que se vaya, para que paren de hablar. Y cierras su ventana con lágrimas en los ojos, pero sigue la lista bajada en su nombre. El número de conectados baja. Miras. Se ha ido. Se ha ido él. Y de repente, te arrepientes.
-Vuelve, vuelve, vuelve...
Y cuando le estás dando a apagar, aún con su nombre en el chat, vuelve. Cierras la pantalla de apagar equipo. Vuelves a actualizar. Quizás la puta esa ya se ha ido y pueda hablar contigo. Pasa el rato y sigue ahí, sin hablar. Y al rato se vuelve a ir, y esta vez no vuelve. Apagas y te vas a dormir. Va a ser una noche muy larga.

Dulce inocencia.

Un niño me dijo que ''amor'' era cuando tu mascota te recibe cariñosamente. Me reí. Y siguió: incluso cuando la has abandonado todo el dia.
Tú a mí me dejas de lado todos los días hasta que me necesitas, y yo siempre te recibo con los brazos abiertos.
¿Es esto el ''amor''? Para eso yo no quiero sentirlo.

jueves, 2 de junio de 2011

Pequeña

Echo de menos aquellos tiempos pasados, cuando yo era una cría enana y feliz, sin dudar de nadie. Sabía sonreirle a todo y todo el mundo sabía sonreirme a mí, hacerle daño a alguien era trampa, y no importaba el color de tu piel, no importaba nada, simplemente se vivía. Lo que más amargaba mi vida eran los deberes, los cuales me duraban quince minutos y no más, el cromo tan ansiado era el mejor regalo que alguien podía hacerme. Una bolsa de chucherías podía hacer que me callara todo el viaje en coche, podía darte un beso y nadie me miraba raro. Una tarde en el parque? La mejor. No se necesitaba alcohol, tabaco o demás para pasarte la mejor tarde del mundo, tan sólo un balón, o bueno, en mi caso, una barbie y todas mis amigas. Yo era tal y como era, bueno no, todos eramos tal y como eramos, y nos queriamos así, no criticábamos a nadie, aceptábamos a todos. Los quería tanto a todos...y han cambiado tantísimo. Pero yo sé que todos recordamos esos días felices... y yo sé que todos aquellos con los que pasé mi infancia, que no son pocos, siguen siendo en una pequeña parte como eran antes...

Aficiones y demás estupideces:

Hoy, entre aburrimiento y nada que hacer, me he sumergido en algo que todas las redes sociales preguntan. Tus Aficiones. Y todos, dependiendo de como sean, responden lo mismo. Los más chungos dicen: fumar un peta con mis amigos ko! Los más pijos dicen: skate, bmx, etc... Y los vagos simplemente ponen: no me rayes... o ni responden. Las más chonis dicen: fieeeeesta! Las más románticas dicen: tú(L) Y las más sociales ponen a todas sus amigas, una por una. Yo, sinceramente, no tengo nada de eso, esas no son mis aficiones ni de lejos... Lo mío es reirme tan alto y tan fuerte que la gente lo flipa, poner nervioso a todo el mundo por no dar conversación, querer a quien no tengo que querer, hacerme 1000 fotos y subir 5, ser taaan sincera que hiero sentimientos, ser una asquerosa celosa pero incluso con gente que ni me gusta (yo tampoco lo entiendo), dejarme engañar, ser un ángel caído del cielo de lo buena que soy (esto creo que es mentira pero vamos), y, sobretodo, mi afición más grande, es ser feliz.