viernes, 26 de noviembre de 2010

36#


Bueno...ya llegó ese momento en el que este sentimiento duele, te quema por dentro, te hace daño, mucho daño. Ha llegado ese momento que tanto temía y es que me he enamorado de ti, aún sabiendo que eres inalcanzable, que tú nunca podrás fijarte en mí...Ese momento en el que por las noches dejas de dormir porque esa persona ronda por tu cabeza y te impide coger el sueño. Esa persona se ha convertido en tu primer y último pensamiento y sin descanso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario