domingo, 26 de diciembre de 2010

¿Quién?


¿Quién no se ha tumbado nunca en la cama un rato a perder el tiempo cuando tienes mucho que hacer? simplemente para pensar, llorar...esperar una llamada, poner en orden todos los pensamientos que acechan tu mente a mil por hora... mirar a un punto fijo en silencio y visualizar ahí todas tus esperanzas y todos tus sueños. Le has dicho a todo el mundo que quieres estar sola, que no quieres ver a nadie; pero tú sabes que es mentira, nadie quiere estar sólo, el problema viene cuando sólo quieres estar con una persona y él no está a tu lado. Por eso te tumbas en silencio a pensar en él, a ver pasar las horas...porque tienes la esperanza de que si te quedas quieta, si deseas algo con todas tus fuerzas... tarde o temprano... él aparecerá por la puerta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario