martes, 18 de enero de 2011

Hay dos días en los que nunca pienso, ayer y mañana.


Doscientos por hora. 
A toda hostia.
No quiero enterarme de lo que pasa alrededor.
Pero de repente, aparece alguien que te dice que aflojes, y cuando aflojas, te das cuenta de las cosas.

______________________________________________


¿Volveré a estar alguna vez allí arriba, en ese lugar tan difícil de alcanzar? Allí, donde todo resulta más hermoso. Allí donde sólo llegan los enamorados, a tres metros sobre el cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario