jueves, 24 de febrero de 2011

Felicidad ilícita.

Te ilusionas. Otra vez más. Una sonrisa más en balde, una sonrisa que no quiere decir nada, otro te quiero que no sientes, ¿Pero para qué lo dices entonces? ¿Para hacer que me duela aún más?
Como siempre, no lo aclaras, sigues haciendo lo mismo, hasta que un día... haces que me de con la realidad en toda la cara! Un día deja de hablarte, de enviarte mensajes, deja de darte un mísero toque. Pero... ¿sabes qué? No pienso caerme ni una sola vez más, no me voy a dar con la realidad en la cara...
No vais a volver a jugar conmigo. JAMÁS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario