domingo, 20 de febrero de 2011

Lo siento.

Me se esta historia como la palma de mi mano, siempre pasa lo mismo. Y yo como una tonta, no intento pararlo. Me haces sonreir unas pocas veces y vuelvo a caer como la inutil que soy; después me comeré el suelo, la realidad; pero.. ¿sabes una cosa? Pienso disfrutar al máximo hasta ese momento. Me volverás a hacer daño, pero ahora ya lo se. Os prometo que estaré más atenta, pero lo que no os puedo prometer es que no pienso hacerle caso, lo siento, pero eso no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario