domingo, 20 de febrero de 2011

Necesito que algo te quede muy claro. Cuando me dices que no me importas y que a todo el mundo le veo las virtudes y a ti sólo te veo los defectos te diré que la clave son los detalles.
Porque durante todo este tiempo he guardado para ti la mejor de las sonrisas, sí esa que te regalo junto al saludo de "buenos días", también las miradas mas dulces son para ti. Esas que te dedico en los momentos en los que me dices que estás triste porque parece que todo te sale mal. ¿Y cómo no? Reservo sólo para ti los mejores abrazos y caricias. ¿Crees ahora que eres un privilegiado? Porque en mi opinión, la privilegiada soy yo.
Por conocerte como te conozco, por poder prever lo que vas a decir, por haber aprendido a leer tus miradas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario