jueves, 28 de abril de 2011

él


A veces llega esa persona, que es tanto lo que queremos recibir de ella y tan poco lo que recibimos que nuestra cabeza nos autoengaña..no quiere hacer creer algo que no existe... nos tapamos los ojos para no ver aquello que no queremos ver... y en lugar de ello nos llenamos de falsas ilusiones y esperanzas..preferimos vivir felices en una falsa realidad antes de sacar el valor para afrontar que él no es como queremos ni como creemos que es.

No hay comentarios:

Publicar un comentario