lunes, 23 de mayo de 2011

¡Dejad de hablar y a vivir la puta vida!

La verdad me gustaría entenderos, pero no puedo. Me gustaría saber por qué lloráis cuando podéis reír, por qué me miráis raro cuando me veis sonreír sabiendo que estoy jodida por dentro, por qué jugáis con los sentimientos de los demás y luego llamáis puta o cabrón a los demás, por qué habláis de suicidarse si estáis todos los días con la botella de ron y las pastillas de éxtasis y no recordáis nada. Por qué habláis de asco de vida cuando tu mejor amiga te miente, si seguramente tú le habrás mentido antes. Por qué habláis de gilipollas y de que estáis hartos si somos los demás los que estamos hartos de vosotros, gilipollas. No os gusta el amor pero queréis ser amados, odiáis a los falsos y sois los primeros en dar la puñalada a la espalda, decís que sois fuertes pero yo siempre os veo bebiendo para olvidar. Dejad de hablar, joder, dejad de hablar sin sentido y vivid la puta vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario