lunes, 8 de agosto de 2011

Cuando quieres a alguien que es la suerte de tu vida.

Cuando alguien te llena del todo. Cuando alguien te saca una sonrisa con cualquier tontería. Cuando recuerdas cada una de sus palabras, del primer día al último. Cuando te has pasado noches soñando con su sonrisa. Cuando lo dejarías todo por verle. Cuando querrías pasar con él 2 veces al año una noche en Groenlandia, de esas que duran 6 meses. Cuando tu estado de ánimo cambia dependiendo del suyo. Cuando te vas a dormir contenta porque acabas de hablar con él. Cuando piensas en él a todas horas. Cuando te arrepientes de no haber aprovechado al máximo los momentos con él. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario