En general las personas deseamos establecer las relaciones desde posiciones de respeto e igualdad, pero es un difícil equilibrio en el que resulta muy fácil deslizarse hacia la desigualdad y, por tanto, hacia el riesgo de abuso de poder por alguna de las partes. Y en muchos casos, actos que pueden llegar a dar un fatal desenlace. 


NO A LA VIOLENCIA DOMÉSTICA

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog