jueves, 3 de mayo de 2012

Tg

Y de repente, cuando peor te sientes y más cariño necesitas, aparece una sonrisa, la más perfecta de todas, aquella que al verla sientes que el corazón te va cada vez mas rápido y notas cómo va subiendo hasta llegar a tu garganta. Y es ese segundo en el que te quedas pensando y te das cuenta que la dueña de esa sonrisa es la que en este tiempo, ha sido el motivo fundamental que te daba fuerzas para levantarte todas las mañanas, para volver a sentir ilusión, confianza y retroceder en ese sentimiento que hacía tanto que no sentías, que echabas de menos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario