viernes, 7 de junio de 2013

Un guiño a la vida, de vez en cuando, no está nada mal. Verla desde otro punto de vista, de otra forma, y así poder disfrutarla algo más.


Saber qué quieres, que puedes conseguirlo si lo intentas de verdad. Saber que hay mucho mundo por recorrer, mucha gente que conocer. Muchos sueños aún por cumplir, muchas mentiras que esconder y muchas verdades que decir. Sentimientos, quizás, por descubrir. Pero, sobre todo, mucha vida que vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario